Calidad del aire: Control CO2 automático para ambientes saludables

control co2

La calidad del aire interior impacta directamente en nuestra salud y bienestar. Niveles altos de CO2 pueden provocar fatiga, falta de concentración y malestar general. La gestión eficiente del entorno es una prioridad, la calidad del aire interior es un aspecto fundamental en cualquier espacio. Por ello, no es solo importante conocer los valores sino actuar en consecuencia para garantizar un ambiente óptimo.

Control de la calidad del aire

Gracias a la incorporación de sensores podemos monitorear y conocer la calidad del aire de cada estancia en tiempo real, monitoreando la concentración de partículas, compuestos orgánicos volátiles (COV), dióxido de carbono (CO2) y otros contaminantes. Esta información se presenta de manera clara y accesible a través de la app, así como la visualización de estadísticas.

control co2

Acciones Automáticas para un ambiente óptimo

Gracias a la automatización de la ventilación vamos más allá del simple monitoreo al actuar automáticamente para asegurar un ambiente óptimo. Basándose en los datos de los sensores, un sistema automatizado puede controlar los sistemas de ventilación para garantizando una circulación de aire fresco y la reducción de los niveles no deseados.

Así mismo, actúa también sobre los sistemas de climatización para mantener condiciones ideales de temperatura y humedad, lo cual también puede influir en la calidad del aire.

 

¿Qué tipo de sensores usar?

Con la automatización de Loxone es posible usar cualquier sensor e integrarlo con el sistema, pero podemos ahorrar dispositivos con el pulsador Touch, que incluye sensor de CO2 y humedad a la vez que permite controlar iluminación, persianas, música, entre otras opciones personalizables.

sensores

Alertas y notificaciones

Se pueden programar alertas o notificaciones personalizadas para que el sistema advierta a los usuarios cuando se detectan niveles no deseados de contaminantes. Puede ser a través de la app o incluso con mensajes reproducidos automáticamente por los altavoces del espacio en cuestión.

En resumen, la flexibilidad y la capacidad de adaptación del sistema de automatización Loxone, hace que la monitorización y control automatizado de la calidad del aire, como el CO2, sea una adición valiosa en una variedad de proyectos, desde entornos residenciales hasta comerciales. Al proporcionar una respuesta rápida a las fluctuaciones en la calidad del aire, Loxone contribuye no solo a la comodidad de los ocupantes sino también a la eficiencia operativa y a la creación de espacios interiores más saludables y sostenibles.

×